Visita nuestro Blog - Telf. 964 342433

Kia Niro híbrido, el poder de la sensatez

El Kia Niro dispone de una transmisión automática de doble embrague que elimina el molesto ruido del típico variador continuo de modelos de la competencia. Por dentro sorprende la amplitud del habitáculo, especialmente en las plazas traseras, para tratarse de un modelo de solo 4,35 metros de longitud. Discretamente atractivo, alto pero no demasiado (para lo que se lleva), amplio sin pasarse… Todo en el nuevo Kia Niro tiene esa cualidad que define a los productos equilibrados, razonables, los que quizá no llegan a enamorar pero se imponen por la calidad y sensatez que parece haber presidido su fabricación. Lo primero que llama la atención en el Niro, si como ha sido nuestro caso te lo encuentras aparcado junto a un Sportage, es que parece un coche familiar algo más alto de lo normal antes que el todocamino que es, dicho esto no como crítica sino todo lo contrario. Esto significa que ofrece un punto de vista ligeramente elevado, pero sin cargar con un peso excesivo y, en el caso de la versión probada, con unos neumáticos –también– racionales (205/60 R16). Una vez dentro, sorprende la amplitud del habitáculo, especialmente en las plazas traseras, para tratarse de un modelo de solo 4,35 metros de longitud. Sobran espacio para las piernas, altura libre al techo y anchura para acomodar a cuatro adultos llegado el caso. El maletero, de 401 litros, no es extraordinario, pero cumple más que dignamente su papel. Lo mejor llega al girar la llave de contacto para arrancar el motor. A la espera de su versión enchufable, que se exhibe estos días en el Automobile Barcelona, el Niro se vende únicamente de momento con un sistema de propulsión híbrido que desarrolla 141 caballos y que, como es habitual, se pone en marcha en completo silencio. Circular por entornos urbanos es una delicia por la suavidad y el confort acústico que procura el motor eléctrico. Sin embargo, en este caso es más digno de elogio el funcionamiento del coche en carretera porque, a diferencia de otros híbridos que utilizan un cambio de variador continuo, el Niro dispone de una transmisión automática de doble embrague que elimina el molesto ruido que provoca en aquéllos el alto régimen del motor a alta velocidad. El consumo medio del coche aumenta en la misma proporción en que crece su utilización en carretera. Es decir, si predomina el uso urbano podremos ver en el ordenador de a bordo cifras cercanas a los 5 litros/100 km y, de lo contrario, éstas pasan ligera o netamente de los 6, dependiendo de lo que exprimamos el motor. El habitáculo presenta el mismo aspecto equilibrado que es característico del modelo en su conjunto, con un salpicadero de diseño tradicional, materiales de apariencia correcta y un solo detalle que desentona notablemente a estas alturas, como es el recurso a un freno de estacionamiento de pedal. Kia tiene previsto sustituirlo por uno eléctrico en el futuro. Si bien hemos probado la versión básica del Niro (Concept, que cuesta 21.800 euros), el equipamiento disponible es extenso y comprende elementos como control de velocidad activo, frenada de emergencia con detección de peatones, alerta de ángulo muerto y de tráfico trasero, acceso y arranque sin llave, asientos eléctricos, ventilados y calefactados (como el volante) y sistema multimedia con pantallas de 5, 7 y 8 pulgadas, según versiones. El dispositivo de mantenimiento en el carril, operativo entre 55 y 180 km/h, presenta tres configuraciones: el simple aviso, la corrección automática de la dirección y el mantenimiento en el centro del carril.

 

« Volver

   
Concesionarios Grupo Cano  
   
CANO FORD KIA Automoción Cano © 2017. Política de privacidad - Aviso legal

Otras Webs:
http://catron.es
http://grupocanoford.es
http://tractoressolis.com
http://lubricantescatron.com
http://tractoreskioti.com
http://agroturiacatron.com
http://catronagroturia.com